Yo soy voluntario, ¿Y tú?

Uno de los valores más importantes que podemos transmitir a nuestros hijos son los valores solidarios, tener empatía, ponerse en lugar del otro, comprenderle y ayudarle. Los niños son muy listos, pero también son egoístas, por eso este mensaje debe enviarse alto y claro cada día con nuestro ejemplo y con nuestras palabras. 

Si los padres tenemos un trato afable con la gente y hacemos cosas que no son nuestras preferidas por agradar a otras personas, los niños lo van a ver, pero también tenemos que explicárselo: aunque podría quedarme en casa viendo la televisión, voy a ver a la tía porque está sola y le voy a dar una sorpresa agradable, Aunque el fin de semana no tengo que ir al trabajo, igualmente madrugo con alegría para llevarte a tu partido de fútbol,.. Si hacemos esto, ellos entenderán que si en el patio del cole hay un niño que está solo, sería una buena idea invitarlo a jugar con ellos, o que si un niño no ha traído merienda, pueden compartir la suya, o que si otros abusan de un niño más débil, eso está mal y tienen que ayudarle. Es el primer paso para evitar el bullying.

Debemos explicar a nuestros hijos que hay asociaciones y organizaciones que canalizan la solidaridad hacia un determinado colectivo o tema, y que es bonito colaborar con ellas en la medida de nuestras posibilidades.

Podemos elegir alguna de estas organizaciones que ofrezcan la posibilidad de hacer voluntariado en familia, como AVANZAONG (http://www.avanzaong.org/quienes-somos/voluntarios/) También puedes utilizar parte de tus vacaciones paracompartir esta experencia en el extranjero, como propone, entre otros la Fundación HAZLOPOSIBLE ( http://hazloposible.org/ )

Lo primero para establecer un programa de ayuda a ONG en colegios es, elegir una asociación a la que ayudar cada trimestre, haciendo dos recaudaciones para cada una. Por supuesto, siempre hay que presentar a los niños la labor que realizan estes ONG para que tomen conciencia de la importancia de la ayuda que les van a prestar. Algunas ideas son: operaciones kilo, venta de repostería previamente donada por las familias durante la representación de Navidad o fin de curso, mercadillo de juguetes y libros junto a manualidades realizadas por los niños, ir a hacer compañía a gente mayor, una tarde a la semana, establecer "el día del gorro loco"  en el que cada niño que venga con un sombrero especial deba aportar un euro... Las ideas son miles y seguro que vosotras tenéis más. Sería genial que las compartierais aquí.

Elijas el tipo de voluntariado que elijas para tu familia, es muy importante implicar a los niños en él. Así conseguirás que vivan el valor de la solidaridad siguiendo, siempre, tu ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas tú?