¿Jugáis con vuestros hijos?

Por supuesto jugar con los niños es provechoso para el desarrollo de los hijos y necesario para estrechar los lazos familiares aunque he de confesaros que a mí a veces se me hace muy cuesta arriba. 

Hace dos semanas fue el cumpleaños del pequeño de mi casa, y entre los regalos había dos cajas de Lego.
Reconozco que es fantástico, muy instructivo y quizá inspirador de un futuro arquitecto, ingeniero o al menos "manitas". ¡Me encanta! El problema es la coletilla ¿ Me ayudas? Y yo, con master en las construcciones de IKEA, me las veo y deseo para completar el "avioncete" con él. ¡Y la categoría del juego sólo es de 8+! ¿Por qué será que siempre falta o sobra alguna pieza...? 

No sé si alguna vez habéis tenido la misma sensación de vértigo que yo ante una tarde de Monopoly. En mi caso la primera hora lo paso genial, la segunda hora no veo el momento de que los churumbeles se arruinen para que acabe la partida, y la tercera horita... 



Y es que confieso que a mí me cuesta lo de ponerme a jugar con ellos alrededor de una mesa. Un ratito, sí, pero mucho tiempo seguido no. Prefiero llevar a los niños al parque, al cine, a deportes, cocinar tortitas con ellos o invitar a sus amigos a jugar en casa.

Y es que hay veces que los padres nos ganamos el título a pulso. ¿Qué me decís de construir un castillo de arena en la playa notando cómo se te churrusca la espalda, o proveer de litros de agua para el foso con un cubo minúsculo para que parezca de verdad? ¿O chutar trescientas veces el balón para que vuestro hijo se ejercite como portero? ¿O pasarte media hora impulsando el columpio?


Últimamente he encontrado uno de estos momentos de complicidad compartida con mi hijo pequeño, que todas las noches me pide dos cuentos de buenas noches. Pero no Caperucita Roja.. Uno inventado para él por mí en ese momento. Claro que a la que me descuido quiere tres... ¡Y eso no, que ya es abusar!

Una de las grandezas de la maternidad es que jugaríamos mil veces más sólo por ver sus caras de alegría al compartir su tiempo con nosotros y hacernos partícipes de sus fantasías. ¡Pero qué alegría cuando por la puerta aparece la abuelita o la tía apasionada de los juegos de cartas!

Y vosotros ¿Jugáis activamente con vuestros hijos?

7 comentarios:

  1. LEGO, contrucciones, rompecabezas, bailar, cantar desafinado y cuando la peque crezca ( barbiesss) ;-)

    ResponderEliminar
  2. Jejejeje qué razón tienes!!! a mi me encanta jugar con mi hijo pero a veces no me apetece, eso es malo!!?? incluso se lo explico a él jejej y cuando veo a entrar a mi madre por la puerta se me pone una sonrisa de oreja a oreja. Y ahora le ha dado por el Parchís ainsssssss
    http://www.mamarrie.com/juegos-de-mesa-con-ninos-pequenos/

    ResponderEliminar
  3. En casa triunfan Monopoly y Risk. Y ahora empezamos con el Lego. Menos mal que mi hijo mayor ya ha cercido, porque era un fan de los puzles,y eso sí que es duro...

    ResponderEliminar
  4. Me identifico mucho con lo que cuentas de que hay veces que prefiero cocinar con ellos o llevarlos al parque pero con mi hija eso no funciona y lo que le hace feliz es que juguemos unas partidas de juegos de mesa ( cubic words, sopas de letras, tres en raya, parchis) mientras tomamos una infusión. Hay veces que le enciendo la tele y digo ahora no, pero otras que pienso, madre mía como crece y si mañana es ella la que ya no quiere jugar conmigo, así que desfrutemos del momento que solo son dos días. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, aunque viendo las deliciosas recetas de tu blog, es extraño que ella no se muera por cocinar contigo. :)

      Eliminar
  5. A mí me encanta jugar con los niños en general, no solo los míos :-) Pero hay cosas que no se me dan muy bien. Por ejemplo, todavía no le he cogido la vuelta a lo de jugar con cochecitos. Tampoco me gusta leer el mismo cuento más de dos veces seguidas el mismo día. Si hay algo que me aburre demasiado no lo hago. Trato de negociar con ellos para jugar a algo que nos divierta a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los juegos de cochecitos tampoco son mi máximo, pero reconozco que me lo he pasado muy bien construyendo zoos y ciudades con... cajas de cartón y animales de los de un paquete, dos euros. Me gusta la idea de negociar para jugar juntos. Sin duda uno presta más atención si realiza actividades que le gustan.

      Eliminar

¿Qué opinas tú?