Niños de la Tercera Cultura ¿Lo son los tuyos?

¿Quienes son? Seguramente si has vivido en el extranjero con niños sabes de qué hablo. Los Niños de la Tercera Cultura son hijos que no han vivido en la misma cultura que sus padres. Esto conlleva enriquecimiento pero también desorientación y problemas. 

Los "Third Culture Kids" están acostumbrados a ser los "diferentes" allá dónde van, y a integrarse a pesar de ello. Se comunican en varios idiomas, integran distintas culturas culinarias, aceptan y respetan formas de vida distintas a las de su hogar. Aprenden a despedirse de amistades y hacer otras nuevas y tienen amigos por todo el mundo. Parece muy bonito pero metámonos en la piel de un niño. Son experiencias duras. Es difícil cambiar la seguridad de tu "mundo conocido" por otro, variar de colegio con el esfuerzo añadido de aprender una nueva lengua...

Uno de mis expatriados...
Uno de mis NTC



Lo imperturbable es el núcleo familiar que debe ser fuerte para resistir los momentos tensos que sin duda al inicio de estos cambios se producen en los niños, así como también lo es la obligación de compartir con nuestros hijos nuestra cultura y tradiciones para que no pierdan parte de su herencia. Debemos saber que ellos no serán como nosotros. Que tienen en su bagaje personal lugares que son referencia para ellos, y que difieren de los nuestros. Quizá cuando les pregunten "¿De dónde eres? No tengan tan clara la respuesta. No debemos olvidar que somos nosotros los que les hemos puesto en esa situación, por necesidad o placer. Debemos ayudarles a sobrellevar su compleja identidad.

En el caso de los hijos de españoles, tienen la suerte de contar en algunos puntos del globo con las ALCE, que les ayuda a mantener vínculos con su lengua y cultura maternas, y a conocer a otros niños que las comparten. Ayúdales a ser de verdad bilingües. que sepan también escribir en español.  

Mi familia ha vivido tres cambios y tres adaptaciones. Con esta experiencia, animo a todos a ser generosos con los niños extranjeros que vienen a nuestro país. Es justo que se adapten a nuestra vida pero también que mantengan características de la cultura de sus padres, que es parte de ellos mismos. Quizá sean diferentes, pero también pueden convertirse en los mejores amigos de nuestros hijos. Ellos también son "Third Culture Kids".

Os recomiendo este libro de David C Pollock y Ruth E Van Reken. "Third Culture Kids: Growing up among worlds".

Quizá te interese leer las opiniones de una profesora de niños bilingües aqui, y tener información sobre ALCE aquí

5 comentarios:

  1. Me apunto las referencias que me has dado;) Nosotros estamos en el segundo cambio. Y si, mis niños no tienen clara la respuesta a la pregunta de dónde son.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta lo que has dicho que seamos generosos con los niños con otras culturas que viven es España, y les dejemos ser españoles a la par que conservan su cultura. Sólo cuando vives fuera te das cuenta d lo importante que es conservarla. Los españoles somos, hemos sido y seremos grandes inmigrantes, así que aquello que queremos para nosotros debemos quererlo también para los hijos de otros integración nueva cultura+tradición familiar, lo mejor de todo es que es posible.Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay que comprender para ser comprendidos. Y a los niños que tienen varias culturas, más.

      Eliminar
  3. Hola, muchas gracias por compartir. Estoy familiarizada con esta idea, pero el caso nuestro no es así porque yo soy mitad húngara y mi marido es húngaro. Pero eso sí, en caso de que nos mudemos a otro país (que lo he pensado, jeje) nos pasaría exactamente esto.

    ¡Un abrazo desde Budapest!

    ResponderEliminar

¿Qué opinas tú?