MAMÁS ¡Feliz Día de la Madre!

En España el Día de la Madre se celebra el primer domingo del mes de mayo. Aunque la celebración se remonta a la antigua Grecia y en cada país se festeja en una fecha diferente, me gusta que nosotros lo celebremos en el mes de la Virgen María, enlazando con la tradición católica de nuestra cultura.

Estos días  he tenido noticias de dos mamás en apuros. La primera porque ha sido ingresada en el hospital a consecuencia de una enfermedad crónica, y la segunda porque ha sufrido un ictus. Espero que las dos se recuperen pronto, porque sus hijos las necesitan al pié del cañón. Este post va dedicado a ellas y a tantas mujeres que cuidan de sus madres cuando son mayores, con un trabajo continuo y silente, un cariño aplastante, tan poco reconocido por la sociedad en que vivimos. 

Antes de hablar de Mi madre, no puedo olvidar a las esforzadas madres que cruzan con sus hijos el Mediterráneo en pateras con la esperanza de procurarles una vida mejor, ni a las que trabajan de sol a sol para sacar a sus hijos adelante, ni a las que desde Centro América envían a sus hijos solos para cruzar al frontera de esa tierra prometida que es EE.UU, ni a las que ven con pena como sus hijas sufren la degradación de la ablación, ni a las que sufren porque sus hijas no tienen permitido recibir una educación, ni a las que fallecen cada día en el tercer mundo dando a luz por no disponer de los medios necesarios para no morir en el intento, ni a las madres que aceptan el reto de criar a un hijo resistiendo la facilidad con que se practican los abortos a día de hoy, ni a las que atienden con amor incondicional a sus hijos enfermos, ni a las "madres monjitas" que en tantos lugares del mundo luchan por ayudar a tantas personas.

De peque recuerdo cuando Mi Madre me llevaba al cole, me ponía los calcetines al despertarme en las mañanas de invierno, se pegaba tardes completas de cine de sesión continua, me llevaba a la piscina, me hacía esas comidas para mantener mi peso a raya,.. De jovencita, aquellas tardes viendo "Falcon Crest" juntas, y sus carreras por coger el autobús de línea para ir a Sanse o a Pucela, dividida entre mi padre y yo. Y desde que yo misma soy madre siento en ella el cariño por sus nietos y ese espíritu de sacrificio incondicional inherente en ella que le lleva hasta la extenuación en los largos veranos que convivimos tan intensamente. Aunque a veces sea un poco arisca con ella porque su amor es mucho y mis ganas de independencia también, la quiero un porrón, ¡Mami guapa, perdóname el atrevimiento de poner esta foto conjunta en el blog!

Tengo la suerte de haber sentido el incondicional amor de Mi Madre desde que recuerdo. Eso sin yo tener nada de especial (nunca he sido una muñeca, ni super sociable, ni deportista, ni artística, notas normalillas en el cole...) sólo por ser Yo. Por eso a mis hijos (que son maravillosos) les quiero también incondicionalmente e intento, como ella, respetarles como personas, ayudarles a comprender quienes son y qué tipo de personas quieren ser, a tener valores, a ser felices con las pequeñas cosas del día a día, a dar lo mejor de sí mismos y tratar bien a la gente. Eso es lo que Mi Madre me enseñó a mi. 

Como se que este post será leído por mujeres, madres o nó, y creo firmemente en que debemos ayudarnos entre nosotras, traigo a vuestra atención el Programa "De Mujer a Mujer" de la Fundación Vicente Ferrer, que ayuda a tantas mamás de la India a ser dueñas de su destino, estudiar, tener un negocio y sacar adelante su familia.

¡Ah! una cositas más...
Gracias por el Free Graphic a MUM SLOW CREATIVE. ¡Me encanta!

6 comentarios:

  1. Paz, primero gracias por mencionar a MumSLowCreative, ¡y por los freebies!

    Y tu post precioso, por recalcar todo lo que hacen las mujeres, las madres, todo lo que nos enseñan, y lo valioso que es amarse, empoderarse, y vivir el día con la ilusión altísima!!
    un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Seguro que sigo aprendiendo de tus tips.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho tu post. Enhorabuena por tener una gran madre, y serlo a la vez. Un besilo muy grande y felicidades mamá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Lo tomo como un gran halago viniendo de ti.

      Eliminar
  3. Muy bonito el post. El amor de una madre es un amor muy especial, está por encima de todo. Un beso para ti y otro para tu madre!

    ResponderEliminar

¿Qué opinas tú?