Opiniones de una Mamá Maestra. Luisa Lacruz

Os presento a una amiga, profesora y madre, que se ha prestado a compartir con nosotros su visión de la educación actual en España. 


LUISA LACRUZ es PROFESORA de 6º de educación primaria en el CEIP Enrique Rambal de Utiel (Valencia, España).


¿Cuántos hijos tienes y cómo concilias? 
Tengo dos hijos varones, de 14 y 11 años respectivamente. El mayor cursa 3º de la ESO en un instituto cercano y el pequeño 6º de educación primaria, en el mismo colegio en el que  yo trabajo. Por ello, es muy cómoda la conciliación de mi vida familiar y profesional, puesto que ellos desde pequeños han entrado y salido a la vez que yo; aunque en muchas ocasiones hayan hecho bastantes "horas extras". También cuento con el apoyo incondicional de los abuelos, que se ocupan de ellos cuando yo no puedo. 

¿Cuánto tiempo llevas impartiendo clases y qué edades tienen los niños a los que enseñas? 
Llevo 15 años trabajando de maestra, antes trabajé de otros 5 de psicopedagoga. Aprobé la oposición por la especialidad de educación especial, que era la más próxima a mi formación como psicopedagoga y durante 11 años trabajé en esa especialidad; hace 4 años, por motivos burocráticos, cambié a la especialidad de educación primaria, que es en la que actualmente trabajo. Mi trabajo consiste en enseñar todas las áreas instrumentales a niños entre 6 y 12 años. En mi colegio, tenemos un acuerdo de claustro, por el que todos los profesores pasamos por todos los cursos. Yo, en la actualidad imparto clase a niños de 6º, el curso pasado tenia a  los mismos alumnos en 5º; pero los dos próximos cursos mis alumnos irán a 3º y 4º y después serán los que vayan a 1º y 2º. 

¿Respetan los padres y los niños a sus enseñantes? 
Personalmente, me considero afortunada, porque en general mis alumnos y sus familias, con alguna excepción, me respetan y aprecian y yo a ellos. Esto, no siempre es así, en ocasiones algunos profesores tienen verdaderos problemas por esta falta mutua de respeto.  

Es fundamental, que  la familia  apoye y confíe en el maestro, puesto que después los niños, reproducen el modelo que ven en su casa. 

A su vez, es necesario que el maestro sea respetuoso con cada uno de sus alumnos y con sus peculiaridades, de forma, que los niños se sientan queridos, seguros y valorados. 

¿Crees que la función de profesor está valorada en España? Si no, cómo se podría mejorar. 
Creo que no, o por lo menos, no tanto como en otros países. Personalmente, pienso que esto mejoraría aumentando la cualificación profesional de los maestros y también su remuneración. De esa forma, la percepción de su valía por parte de la sociedad aumentaría. 


¿Cómo son los niños de hoy en día? 
Son reflejo de la sociedad en la que vivimos. En general, nuestros niños viven en la abundancia; de esa forma, es más difícil ver el valor que tienen las cosas. Los padres, nos esforzamos por dar todo a nuestros hijos y eso, en ocasiones, les hace percibir a ellos, que esos privilegios son derechos, además  les hace ser insolidarios y no ponerse en la piel de los niños que en el mundo, y muchas veces, cerquísima suyo,  viven mucho peor que ellos. 

¿Deberes sí o no? 
Depende de cuando. En el día a día, se  pautan unas actividades a realizar, si no se acaban en clase, se deben acabar en casa. Pero hay que tener en cuenta, a la hora de planificar esas actividades, que nuestros niños acuden a otras actividades después de acabar la escuela, clases de idiomas, de música, entrenamientos… y al final los pobres, hacen jornadas maratonianas. Pero definitivamente no, en vacaciones, éstas, como su nombre indica, son periodos para descansar y para disfrutar en familia, sin tener que estar preocupados por los deberes. 

¿Qué opinas de las clases extraescolares? 
Me parecen fenomenal, siempre que se adapten a los gustos e intereses de los niños. Cuando no supongan una sobrecarga difícil de sobrellevar y los niños acudan gustosos  a ellas. 

¿Consideras que los padres de hoy tienen dificultades de seguir a sus hijos por la falta de tiempo? 
Es verdad que los padres en ocasiones disponemos de poco tiempo, pero no debemos olvidar que nuestros hijos son las personas más importantes para nosotros, por lo que debemos intentar no perderles la pista, saber en qué y con quién andan, cuales son sus problemas, que cosas les gustan y les disgustan… y estar un ratito, aunque sea poco, prestándoles toda nuestra atención para que ellos se sientan queridos, respetados, valorados y seguros. 

¿Algún consejo para los padres...? 
Mucha paciencia, mucho cariño. Querer mucho a nuestros hijos, no es darles todos los días pescado para que coman, si no darles la caña y enseñarles a pescar. 


¿Cómo se detecta y ayuda a un niño con necesidades especiales como dislexia o TDAH? 
Un niño disléxico, es un niño que no aprende a leer, con una inteligencia normal y ningún otro problema que explique la dificultad. Va asociado en ocasiones a otros problemas escolares como la disgrafía y posteriormente la disortografía. Además muchas veces el niño disléxico, se hace notar en clase bien por un excesivo retraimiento o bien por la aparición de conductas disruptivas como hablar, pelearse, no trabajar..., como formas de obtener el reconocimiento que no obtiene por sus resultados escolares. Es muy importante un diagnóstico precoz y con ayuda de los profesores de apoyo adecuar el ritmo de aprendizaje a las posibilidades del niño. También es muy importante el papel de los padres, deben proporcionarle apoyo emocional y social. El niño debe saber que sus padres comprenden sus problemas, que  no es tonto y que por lo general, se esfuerza mucho en su trabajo. 

El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) se caracteriza por presentar síntomas de hiperactividad (movimiento continuo y superior a lo esperado para la edad y desarrollo del niño), dificultades de atención e impulsividad (actúan sin pensar). Los maestros son los que generalmente damos la voz de alarma en la detección, pues aunque son comportamientos que se dan en todos los niños, la diferencia se encuentra en la intensidad y la frecuencia con la que éstos se presentan. No existen pruebas médicas que ayuden en el diagnóstico, se diagnostica por sus síntomas;  el tratamiento incluye el uso de fármacos y suele ser efectivo. En clase, las dificultades de atención hacen que su rendimiento sea menor, la hiperactividad no permite permanecer mucho rato en la misma tarea y la impulsividad les lleva a que se aburran y abandonen las actividades sin haberlas acabado. 

¿Enseñanza inclusiva o competitiva? 
Sin dudarlo enseñanza inclusiva, todos los niños y niñas de una determinada comunidad, el pueblo, el mismo barrio..., aprenden juntos, independientemente de sus condiciones personales, económicas o culturales, incluidos aquellos que presentan una discapacidad. De esa forma se hace realmente efectivos los derechos a la educación, a la igualdad de oportunidades y a la participación, que recogen nuestras leyes y nuestra constitución. De esa forma los niños desarrollan su empatía y sus características personales en un modelo que después se va a reproducir cuando sean adultos. 

¿Dime 4 mejoras que pedirías para mejorar el sistema de enseñanza actual? 
  • Prioridad absoluta a la enseñanza de idiomas, que permita después a nuestros alumnos cuando sean adultos, vivir en el mundo global que se nos plantea. 
  • Es prioritario una ley consensuada por todos los grupos políticos y sectores de nuestra sociedad, que se adaptase a nuestras necesidades reales, que ofrezca estabilidad y permita desarrollar proyectos bien elaborados y que no cambie en función del político de turno. Con un ley  presupuestaria que permita desarrollar la ley y no quede después parcheada. 
  • Aumento de las plantillas de profesores, ahora en todos los colegios hay un tutor menos que clases, por lo que hay que hacer malabares para llegar a todos. 
  • Aumento de los presupuestos dedicados a la educación, no se puede plantear tener mejor educación con menos presupuesto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas tú?