¿Tus hijos también huelen a tigre?

En casa dicen que una de mis frases favoritas es ¡Hueles a tigre!. Esto, por supuesto, va referido a mis hijos. Me reconozco adicta a los buenos olores, las colonias, los jabones, las sales de baño... Y además, contra todas las recomendaciones sobre el buen uso del agua, nada mejor que una ducha y si hay tiempo, un oloroso baño.

Pues bien, está demostrado que el acusado desarrollo del olfato no se transmite genéticamente. ¿O sí? Y es que mis hijos se duchan a diario, o eso dicen, y como buenos hijos de su madre tienen el baño lleno de desodorantes y colonias para estimular el tan anhelado buen olor casero. ¿Cuál es el problema?


Antes de ser madre, una piensa que todos los bebés huelen a rosas, pero en cuanto te adentras en la maternidad, descubres que la verdad es muy otra. Los bebés tienen un aroma delicioso cuándo como todos, están bien lavaditos y limpios. Pero ¿Qué me decís después de toda una noche? Pues eso, a asearlos toca porque como el olor a leche derramada y al último pañal a punto de explotar aún aflore ¡Olerán a tigre!

Con suerte y muchos mimos y juguetitos, uno consigue que se aficionen a la bañera, Y cuándo tu retoño sale dando sus primeros pasos hecho un pimpollo, su curiosidad y desarrollo le llevan a la actividad inagotable y a tomar un helado que le gotea en la pechera, meterse en un charco, limpiarse las manos en el pantalón, o los mocarrones en la manga... y a oler a tigre.

Luego llega esa fase en la que, ya mayorcitos, deciden ser autónomos y ducharse ellos mismos. Por supuesto, ningún adulto tiene la entrada permitida durante esas operaciones. Y lo que sale de allí a veces es exitoso y a veces... dudamos que hayan utilizado realmente el jabón. Por supuesto, habiendo leído un montón de manuales sobre educación emocional, les decimos que lo han hecho fenomenal y no lo que pensamos: ¡Hueles a tigre!

Al llegar a la adolescencia la cosa se pone mas divertida, porque seguramente se duchan, y sin duda se echan desodorante y se encolonian, como aseguran, pero no les luce. Ese baile hormonal que alberga su cuerpo les juega muy malas pasadas y no despega de ellos el perfume de persona en desarrollo a toda pastilla. ¡Menos mal que normalmente están tan apegados a sus congéneres que nosotros sólo llegamos a distinguir los efluvios que dejan a su paso. ¿Qué decir de cuándo se quitan las zapatillas ¡Huelen a tigre!

Y eso es algo que yo no soporto. Mi cultura mediterránea me dirige inexorablemente hacia la limpieza personal y la apreciación de los buenos aromas químicos y naturales que el mundo nos brinda. Espero que mis churumbeles hagan suya esa herencia y recuerden siempre mi máxima. ¡Antes muerta que oliendo a tigre!

Y vuestros retoños ¿A qué huelen?

5 comentarios:

  1. jejeje que muy cierto, que eso de que los beben huelen a rosas... seran los de la tele y porque no podemos averiguarlo. Mi hija desde que nacio tiene un sudor muy fuerte y encima calurosa, asi que imaginate. Y la gente que dice que los bebes no se ensucian, ¡¿como que no?! y que no hay que bañarlos todos los dias, pues yo a la mia en verano si es obligatoria bañarla 2 veces al dia porque si no, nos morimos con el olor a tigre como dices tu jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Menos mal que no son solo los míos! Una cosa tan simple cómo puede molestar.

      Eliminar
  2. Jajajaja, me he reído un montón. Mis hijos son excesivamente limpios, lo heredaron de mi abuela y a mí esos extremos tampoc me gustan.
    Hace unas semanas se fueron a ver un concierto de AC/DC a Madrid y su preocupación era la higiene, ya que hicieron noche en la cola y se turnaban para ir al baño a asearse y llevaron jabón, toallitas, esponjas desechables y desodorante, y esto lo hacía a cada poco en los baños de la zona.
    No sé, creo que lo normal sería que estuviesen comiendo, chillando y pasándolo bien, y con la ducha que se dieron al salir de casa y un lavado al día siguiente en un baño sobraría.
    Pues son así para todo, y eso ya es manía, especialmente ella, que además suda bastante y de pequeña, al igual que el anterior comentario la bañaba dos veces al día.
    Ayyy, y yo estoy arruinada a desodorantes, no te imaginas cuanto gastan, es que no es normal, y mi hija se lava el pelo a diario y a veces dos veces al día, y se ducha mañana y noche.
    Jajajaj, a tigre no huele pero lo que marea y el drama que hace si vamos de viaje y está 15 horas sin ducharse,jajajaja.
    Besos y me ha encantado el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo de tus hijos parece exagerado (yo soy como ellos, dicho sea de paso) Pero mejor eso que el olor a tigre.

      Eliminar
    2. Jajajaj, pero,sabes lo peor? que luego ella se mancha la ropa a la mínima, tiene un imán para las manchas terribles y como es tan relimpia se cambia cien veces y a mí me toca frotar como en los anuncios, y yo, cuando ya estoy harta siempre le digo que no es más limpio el que más mancha sino el que menos ensucia.

      Eliminar

¿Qué opinas tú?