LA CELIAQUÍA. por la Dra. de la Maza Pereg


La Dra. de la Maza Pereg, es Médico Especialista en Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario de Burgos, España. Ella nos habla hoy de la CELIAQUÍA

La enfermedad celíaca (EC) consiste en una intolerancia permanente a las proteínas del gluten del trigo, del centeno y de la cebada. La causa de la enfermedad es desconocida pero en su desarrollo contribuyen factores genéticos, ambientales e inmunológicos. 

Dra. Laura de la Maza Pereg

¿Podemos hacer algo para prevenir esta enfermedad?

Se trata de una enfermedad autoinmune, es decir una enfermedad en la que el propio sistema inmune ataca a la mucosa intestinal como respuesta  al gluten. Por tanto la  enfermedad no se puede prevenir, sí sus síntomas y sus complicaciones,  evitando el consumo de gluten.  

¿Corren algunos niños más riesgo que otros de ser celíacos? 

La EC es una  enfermedad intestinal que afecta a individuos genéticamente predispuestos, al entrar en contacto con alimentos que contienen gluten. El tener un familiar de primer grado con enfermedad celiaca  supone un riesgo para el niño del 5-15  %  de padecerla. Niños que padecen otras enfermedades autoinmunes como diabetes mellitus tipo 1, hipotiroidismo, artritis reumatoide juvenil, etc, tienen más riesgo de padecer EC. También es más frecuente en  niños con síndrome de Down . 

¿Desde qué edad puede ser un niño celíaco?


La EC afecta tanto a niños como a adultos Puede llegar a afectar hasta el 1% de la población en algunos países occidentales. La prevalencia en España oscila entre 1/118 en la población infantil y 1/389 en la población adulta. Un porcentaje importante de casos permanece sin detectar ya que con frecuencia es asintomática. 

¿Cómo detectar la enfermedad?

En el niño pequeño el cuadro clínico varía dependiendo del momento de la introducción del gluten en la dieta. Las manifestaciones clínicas más frecuentes son: diarrea crónica, falta de apetito, vómitos, dolor abdominal recurrente, irritabilidad, apatía y tristeza. Los signos más frecuentes son la pérdida de peso, la distensión abdominal, escaso desarrollo muscular, el retraso en el crecimiento y  la anemia por déficit de hierro. 

El niño mayor y el adolescente pueden no tener síntomas digestivos. La enfermedad puede presentarse como una anemia rebelde al tratamiento con hierro, estreñimiento, dolor abdominal,  dolores de cabeza, dolores articulares, dermatitis, alteraciones menstruales, aftas orales y problemas dentales. 

Ante la sospecha de enfermedad deben determinarse en sangre los marcadores inmunológicos típicos de la enfermedad  y si estos son positivos debe realizarse biopsia de la mucosa intestinal con endoscopia digestiva  para confirmar el diagnóstico. 


¿A quién acudir?

El pediatra o médico de atención primaria harán el diagnóstico de sospecha clínica y además pueden solicitar analítica para determinar si el niño tiene los marcadores inmunológicos positivos. Si es así, el niño debe derivarse al especialista en Aparato Digestivo para realizar la biopsia que confirme el diagnóstico. 

Es preciso realizar un seguimiento clínico de los pacientes con objeto de vigilar la evolución de los síntomas, controlar el crecimiento en los niños y vigilar el cumplimiento de la dieta. 

sin gluten español


¿Cuál es el tratamiento de estos niños?

El tratamiento es tan sencillo y a la vez tan complicado como realizar una dieta exenta de gluten durante toda la vida. Complicado por la importante cantidad de alimentos que contienen gluten. Pueden comer alimentos elaborados con harina de maíz o arroz. La avena también pueden consumirla  pero con frecuencia este cereal está contaminado con pequeñas cantidades de trigo o cebada.  

ALIMENTOS CON GLUTEN — 

Pan y harinas de trigo, cebada, centeno y probablemente la avena. — Productos manufacturados en cuya composición figure cualquiera de las harinas ya citadas y en cualquiera de sus formas: almidones, almidones modificados, féculas, harinas y proteínas. — Bollos, pasteles, tartas y demás productos de pastelería. — Galletas, bizcochos y productos de pastelería. — Pastas italianas (fideos, macarrones, tallarines, etc.) y sémola de trigo. — Bebidas malteadas. — Bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales: cerveza, agua de cebada, algunos licores, etc.  

ALIMENTOS QUE PUEDEN CONTENER GLUTEN  

Embutidos: chorizo, morcilla, etc. — Productos de charcutería. Patés diversos. — Yogures de sabores y con trocitos de fruta. — Quesos fundidos, en porciones, de sabores. — Conservas de carnes. Conservas de pescado con distintas salsas. — Caramelos y gominolas. — Sucedáneos de café y otras bebidas de máquina. — Frutos secos fritos y tostados con sal. — Helados. Sucedáneos de chocolate. — Colorante alimentario. 

ALIMENTOS SIN GLUTEN  

Leche y derivados (quesos, requesón, nata, yogures naturales y cuajada). — Todo tipo de carnes y vísceras frescas, congeladas y en conserva al natural, cecina, jamón serrano y jamón cocido calidad extra. — Pescados frescos y congelados sin rebozar, mariscos frescos y pescados y mariscos en conserva al natural o en aceite. — Huevos. — Verduras, hortalizas y tubérculos. Frutas. — Arroz, maíz y tapioca, así como sus derivados. — Todo tipo de legumbres. — Azúcar y miel. Aceites y mantequillas. — Café en grano o molido, infusiones y refrescos. — Toda clase de vinos y bebidas espumosas. — Frutos secos crudos. — Sal, vinagre de vino, especias en rama y grano y todas las naturales. 

El daño intestinal  desaparece si se hace correctamente la dieta  

¿Cómo les afecta esta condición en el día a día? 

Los niños celiacos , en cuanto puedan, deben conocer los alimentos “prohibidos" en su alimentación, deben aprender también a interpretar la composición  de los alimentos elaborados, indicada en las etiquetas, para saber si pueden o no comerlo. Han de tener especial cuidado en el colegio, tanto en el comedor, donde normalmente les sirven comida exenta de gluten,  a la hora de compartir comida con los compañeros en los recreos así como en celebraciones de fiestas y cumpleaños en las cuales abundan los alimentos con glutenComo norma general, deben eliminarse de la dieta los productos a granel, los elaborados artesanalmente o los que no estén etiquetados, donde no se pueda comprobar el listado de ingredientes. 

¿Cuál es el desarrollo de esta enfermedad?
  
Si se realiza correctamente el tratamiento, habitualmente no existe ninguna complicación. 
Algunas de las complicaciones que el enfermo celíaco sin tratamiento puede presentar a medio y largo plazo son: alteraciones del bazo, insuficiente producción de jugos pancreáticos para la digestión, osteoporosis, crisis  de dolor abdominal y diarrea, inflamación y ulceración de intestino delgado y linfoma intestinal. Se ha descrito igualmente una mayor prevalencia de otros tumores, incluyendo cáncer de faringe, esófago, estómago y recto. 

¿Darías alguna recomendación a los padres? 

Tranquilidad. Su niño  será un niño sano si hace correctamente la dieta sin gluten. 
Los padres deben cuanto antes ponerse en contacto con las asociaciones de celiacos que hay en su ciudad . De este modo podrán disponer de listas de alimentos a evitar. Además hoy en día, gracias a internet, se puede acceder a mucha información acerca de alimentos exentos de gluten, restaurantes especiales para celiacos, hoteles, precauciones a tener en cuenta cuando el niño viaja…

Un gran problema al que se enfrentan es al importante gasto que suponen los alimentos especiales para celiacos. Las asociaciones de celiacos y todos en general debemos luchar por conseguir que se reduzca el precio de estos alimentos dado que es una enfermedad relativamente frecuente y no es comprensible que simplemente por el hecho de estar elaborados con otras harinas como la de maíz y arroz  tengan un precio a veces 4-5 veces superior a los alimentos similares realizados con trigo como por ejemplo las pasta y el pan. El Ministerio de Sanidad y los sistemas sanitarios de cada autonomía deberían implicarse en el control de los precios de estos alimentos.

Si os interesan los temas de salud infantil, la Dra, de la Maza Pereg nos habló previamente de Anorexia y Bulimia Nerviosa y de Diabetes Infantil.

2 comentarios:

  1. Muy buena la información, me la guardaré por si acaso ya que nunca se sabe si la puedes necesitar!!

    ResponderEliminar
  2. Qué interesante. Un amigo de la familia es celíaco y no tenía ni idea del factor genético. Está pensando en tener hijos y me ha sorprendido saber las posibilidades de heredarlo que tienen esos futuroa niños, uffff.
    Su caso además fue complicado porque se lo detectarn hace unos 30 años y no acertaban con el diagnóstico, fue una peregrinación por consultas, clínicas y hospitales que ni os digo, y se lo detectó un homeópata en el cine, a qué es curioso? Le vio la dermatitis que tenía y según él la anemia en los ojos. El caso es que al día siguiente fueron al médico de cabecera, o comentaron, pidieron pruebas y ¡¡¡Bingo!!!!
    Un besito y me ha encantado la información, es muy útil.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas tú?