Mamás por el Mundo. Consultoría de expatriadas

Laura y Erika son dos mamás expatriadas en Miami y Nueva York. Ellas han montado una consultoría para expatriadas llevada de una manera muy original. Mediante un blog en el que han conseguido la participación de muchas mamás blogueras expatriadas que cuentan sus experiencias en Mamás por el Mundo. De este modo, van más allá de la consultoría. También hacen comunidad y mediante ella toman el pulso de las necesidades, inquietudes y temores de la comunidad expatriada.

Vamos a conocerlas y conocer de primera mano en qué consiste su consultoría y cómo ayudan a los expatriados. 


¿Cuál es vuestra formación? 


Laura: Soy Psicóloga por la Universidad de Salamanca y con Master en Recursos Humanos. Mi experiencia profesional se ha centrado en el Área de Recursos Humanos Internacional y más en concreto en la movilidad de familias expatriadas. 

Erica: soy Licenciada en educación de la universidad de Buenos Aires y he realizado cursos de posgrado en el área educación, educación especial y psicopedagogía en diferentes instituciones. Hablo 4 idiomas, he trabajado siempre en relación al área educativa desde diferentes posiciones y en diferentes organizaciones  


¿Cómo ha sido vuestra andadura como expatriadas? 


Laura: mi primer destino sin hijos fue en Dublín, con mi primer hijo durante 1 año en Lisboa y con dos hijos llevamos 1 año en Miami. 

Erica: me he ido de Argentina en 1997, he pasado 12 años en París, 2 en Montreal y por el momento llevo 4 años viviendo en New York 


Monitor de Ocio y Tiempo Libre: trabajo adolescente

Mi hija acaba de llegar de completar su curso de Monitor de Ocio y Tiempo Libre. Esperemos que lo haya hecho lo suficientemente bien como para conseguir el título.

El título de Monitor de Ocio y Tiempo Libre capacita a los adolescentes mayores de 16 años a trabajar en campamentos. Los estudiantes deben completar un curso teórico de 100 horas y unas prácticas de 150 horas así como pasar una prueba escrita para conseguirlo. 

En mi opinión, es una excelente manera de crecer en responsabilidad, y aprender habilidades y valores como liderazgo, sacrificio, psicología de grupo o socorrismo a la vez que permite a los más jóvenes conocer el valor del dinero que sin duda ahorrarán o gastarán con menos ligereza que el resultante de la paga o propinas que puedan recibir de padres o familiares. 

Los adolescentes pueden compatibilizar este trabajo con los estudios, ya que tiene lugar durante las vacaciones escolares y los fines de semana. Este trabajo es, además, una buena forma de viajar sin coste a USA, donde hay muchos campamentos que requieren de monitores. Todos los años, en invierno tiene lugar en Londres una feria dónde estos campamentos acuden a recrutar monitores con diferentes habilidades, es la London Summer Camp Job Fair con lo que  los jóvenes pueden vivir una gran experiencia a la vez que practican inglés.

Llegada, con la camiseta que acredita la finalización del curso
Paz, de casi 17 años, acaba de terminar el Curso y ha respondido unas preguntas para Churumbeles y más:

Rafting en el Esla y Lois: planes con niños

El grupo de amigos de Mayorga hacemos juntos cada año una excursión. Este año fuimos a hacer Rafting en el río Esla, en León, España. con Pormaventura. Lo pasamos fenomenal tanto grandes como pequeños.

Pormaventura es una empresa especializada en deportes de aventura en León que ofrece diferentes actividades y recorridos según el cliente. En el caso del rafting, los participantes tienen que tener más de 6 años y saber nadar. En nuestro grupo iban tres niños de 9 años e hicimos el recorrido facilito, aunque la emoción no faltó.

Iniciamos la exursión en Mayorga, es decir, Tierra de Campos, amarillos y ocres en esta estacion del año, con apuntes de verde a la vega de los ríos y en las escasas zonas en encinares y pinares. En 45 minutos el paisaje cambió totalmente y nos encontramos en las estribaciones de los Picos de Europa, en medio de un paisaje montanoso, verde y agreste, en un día precioso.


Antes de iniciar el recorrido por el río, hicimos picnic en un paraje maravilloso a la orilla, acondicionado con mesas de piedra, muy cuidado e ideal para nuestro  propósito. Luego llegó el desafío de ponernos (algunos embutirnos) en el traje de peopreno.