Los profesores en el punto de mira. Excelencia en la educación

Ayer saltó la polémica en España por un estudio de José Antonio Marina y las posteriores declaraciones del Ministro de Educación Íñigo Méndez de Vigo. Tal cómo podéis leer aquí, se baraja la posibilidad de premiar con mejor retribución a los mejores profesores

¿Creéis que pagar por méritos a los buenos profesores mejoraría la calidad de la educación recibida por vuestros hijos? Yo creo que sí. Como creo, al otro lado del banco, que los alumnos más capaces deben ser premiados por sus méritos debidos a su esfuerzo o su inteligencia. 

Despertad al Diplodocus. Una CONSPIRACIÓN EDUCATIVA para transformar la escuela… y todo lo demás

Como sabéis, he vivido 5 años el Reino Unido, dónde la competitividad académica es, desde luego, exagerada, dónde los colegios exhiben abiertamete los resultados obtenidos por sus alumnos y dónde los buenos profesores tienen movilidad y son disputados por los colegios más prestigiosos, tanto en la enseñanza pública como en la privada, y dónde ser un buen director de colegio es sinónimo de prestigio.

He vivido y sufrido en ese sistema bastante salvaje tanto para alumnos como para padres y profesores. No me parece justo su sistema, que separa desde demasiado jóvenes a los niños según sus notas, pero si algo he aprendido es que es muy positivo dar a los más capaces posibilidad de seguir avanzando a su ritmo, de reconocerles el mérito, y es bueno que entre los alumnos se admire al estudiante esforzado, igual que se admira al buen atleta, al buen violinista, al buen actor... Es bueno que los padres sientan respeto y confianza por los profesores en los que depositan la formación académica de sus hijos, y es bueno que haya directores que con su capacidad de liderazgo den la vuelta a un colegio y lo conviertan en ejemplar. 

Los profesores son un pilar fundamental de nuestra sociedad, y hay que pedirles responsabilidad, formación continua e ilusión. La primera premisa por nuestra parte para que lo consigan es apreciar su fnción y hacer que nuestros hijos les respeten... Y seguro que muchos profes están de acuerdo en que otra forma de motivarles por el trabajo bien hecho bien podría ser una mayor retribución. 

Valorar la mediocridad no lleva al éxito a ninguna sociedad.

¿Qué opinas tu?

5 comentarios:

  1. Yo opino como tú, que hay que darle alas al profesor que quiere volar y darle los recursos para que pueda mostrar sus conocimientos a los alumnos. Al que siente verdadera pasión en lo que enseña. A esos y con esos. Los verdadesos maestros de la enseñanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cómo se acuerda uno de los profesores que nos inspiraron. Yo al menos de cuatro, tres en el cole y uno en la Universidad. Este último era espectacular, llegabas a casa con ganas de investigar más y más...

      Eliminar
  2. La verdad es que pienso que la función de los profesores es un pilar básico para conseguir una buena educación. Hacen falta profesores competentes, implicados y comprometidos. Cualquier iniciativa que favorezca una mejora de la calidad del profesorado es bien recibida por mi parte!!!

    ResponderEliminar
  3. Creo que es importante que se valore la excelencia y esta es una buena forma de hacerlo. Siempre me ha llamado la atención que para estudiar magisterio no haya una nota de corte alta para entrar, cuando es donde se formarán los que educaran a las siguientes generaciones.

    Me gustan las iniciativas en las que las personas que son excelentes en su trabajo son reconocidas y motivadas, por lo que, si se implementa algo como lo propuesto, estaré de acuerdo con ello y creo que daría buenos resultados a medio y largo plazo.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

¿Qué opinas tú?