Londres con niños (4)

NAVIDAD EN LONDRES y CANARY WHARF


Si vais de vacaciones en Navidad a Londres con niños os diré la ciudad se adorna con sus mejores galas en esta época del año. Vuestros hijos se divertirán de lo lindo en Winter Wonderland: un parque de atracciones en Hyde Park, El enorme arbol de Trafalgar Square y los villancicos que se cantan en esta mítica plaza y en muchas de las iglesias de la ciudad son mundialmente conocidos. 

La iluminación de la siempre elegante Regent Sreet y la populosa Oxford Street, es asombrosa, así como la obligada visita que tenéis que hacer con vuestros churumbeles a la juguetería más famosa: Hamleys. ¿Y sabéis que hay muchas pistas de hielo en diferentes partes de Londres? ¿Os decantáis por ver un musical clásico o una de los típicos espectáculos de temporada? ¿Queréis ir haciendo vuestras compras de Reyes aprovechando las rebajas que en muchas tiendas arrancan por estas fechas y que oficialmente inician el "Boxing Day", el 26 de diciembre?... 

Y no puedo más que contaros que no os perdáis la visita a Harrods, con su impresionante decoración, escaparates y... rebajas. quizá mientras vuestra "princesa" vive la experiencia de su vida a un nada módico precio... aquí.



Aparte de eso, quiero hablaros de una zona algo desconocida de Londres, pero que tiene mucho encanto. CANARY WHARF.

Vista de Canary Wharf, con el O2 al fondo
Canary Wharf es una nueva City, donde tradicionalmente se situaban los bancos y grandes empresas con sede en Londres. Era una zona de muelles y almacenes dónde llegaban mercancías de todo el imperio británico. Esta zona ha sufrido una transformación que aúna lo moderno con la tradición abrazando el inconfundible aire británico.


A los niños les encanta ver rascacielos. Además, estos están al lado de los muelles. Muchos de ellos conservan los antiguos sistemas de exclusas, que les encantará. Y para que comprendan mejor el desarrollo de esta zona, nada mejor que el MUSEUM OF LONDON DOCKLANDS, que ofrece visitas y actividades especiales para familias. Vuestros hijos podrán aprender qué tipo de barcos eran capaces de navegar por el Támesis, qué mercancías traían, cómo era la vida de los marineros y en Navidad, podrán incluso encontrarse allí con Papá Noel.


Y cómo ya hemos visitado a Papá Noel en el Museo, podemos pasarnos por los dos centros comerciales gigantes que albergan los subterráneos de los rascacielos: Canary Wharf y Jubilee Place, llenos de actividades gratuítas para divertir a los peques de la familia, como pintado de caras, trabajos manuales o la entrada a esta casita encantada:


En una zona tan significativa de Londres no podía faltar la pista de patinaje sobre hielo. Si queréis comprar vuestras entradas con antelación, podéis hacerlo aquí. En la foto que sigue podéis ver el pub que han montado por si queréis disfrutar de una cervecita mientras los churumbeles patinan...


Podéis acceder a Canary Wharf desde el centro directamente por la Jubilee Line de metro o en los barcos que surcan el río Támesis desde distintos puntos del río. Este paseo es áltamente recomendable. 

Y si decidís alojaros por aquí, tenéis a un paso Greenwich, hermoso pueblecito que alberga el Museo Naval y el Observatorio dónde todo turista tiene una foto en el famoso meridiano.

Si queréis saber más planes en Londres con niños, os aconsejo que leáis estos:

2 comentarios:

  1. Guauuu, fuimos el año pasado a Londres diez día y lo pasamos genial, pero con tus recomendaciones no dudamos en volver pero en Navidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería un acierto. Londres es una ciudad preciosa en Navidad.

      Eliminar

¿Qué opinas tú?